Música y teatro peruano en el festival Santiago a mil ‹ Sientemag

 Loading …

Entre los años 1980 y 2000 se vivió en el Perú una época de violencia interna, la misma que actualmente continúa, en menor cantidad, dejando huellas. Las víctimas del terrorismo no son sólo los muertos ni los desaparecidos, también lo son las personas que aún viven con el recuerdo de Sendero Luminoso.

Movilizados por este contexto es que se crea el Proyecto 1980/2000, obra de teatro ganadora del programa ‘Ayudas a la Producción y Exhibición de Artes Escénicas en Perú’, del Centro Cultural de España, la cual recupera testimonios de cinco jóvenes nacidos en esa época oscura, convirtiéndolos en testigos de lo vivido en el país.

Hoy, 3 de enero, empezó en la capital chilena el tradicional festival de artes escénicas Santiago a mil. Un importante festival que incluye dos espectáculos peruanos: el mencionado Proyecto 1980/2000 y  Manomadera, el espectáculo de María del Carmen Dongo.

Sobre el primer espectáculo, el festival chileno señala que es uno de los más exitosos estrenos del teatro peruano y agrega que pone en escena el mismo ejercicio que la pieza chilena El año en que nací, que tuvo gran repercusión en el país vecino.

Añade que algunas preguntas que propone Proyecto 1980-2000 es hasta qué punto se es “hijo de” y en qué medida una experiencia personal se convierte en la historia del país. El elenco está conformado por Carolina Oyague, Sebastián Kouri, Manolo Jaime, Amanda Hume y Lettor Acosta, quienes narran su propia experiencia.

Por otro lado, el espectáculo de María del Carmen Dongo es descrito como “ritmo, magia, danza, música y teatro afroperuano en un solo espectáculo”. Se espera que esta presentación interactiva permita al espectador chileno “volverse parte de una gran fiesta de ritmo donde se rompe la barrera entre la butaca y el escenario”, de acuerdo con la página web del festival Santiago a Mil.

LEER  Las relaciones amorosas desde un punto de vista femenino ‹ Sientemag

Manomadera, agrupación de María del Carmen Dongo, está compuesta por artistas percusionistas, cantantes y bailarines profesionales que acercan al público a disfrutar del ritmo, sabor y quimba de la música afroperuana.

Con información de Andina.