Qué pasa si mi maleta mide más de 55 cm y viajo en avión

¿Qué pasa si mi maleta mide más de 55 cm y viajo en avión?

Viajar es una de las actividades más placenteras que podemos realizar. Sin embargo, hay ciertas reglas que debemos seguir para que todo salga bien. Una de ellas, es el tamaño de la maleta que llevamos con nosotros.

En la mayoría de las compañías aéreas, el tamaño máximo de la maleta de mano es de 55 cm, para que se ajuste a los compartimentos de cabina de un avión. Esto es así porque los compartimentos están diseñados para acomodar el equipaje de los pasajeros sin que estos se sientan incómodos.

Por lo tanto, si tu maleta supera los 55 cm de altura, deberás dejarla en el mostrador de equipajes de la terminal de embarque. Esta se guardará en la bodega del avión, junto con el resto del equipaje de los demás pasajeros.

Para evitar problemas, lo más recomendable es que midas tu equipaje antes de viajar para asegurarte que no sobrepasa los 55 cm. De esta forma, podrás llevarlo contigo a la cabina del avión, sin tener que dejarlo en el mostrador de equipajes.

Aunque, a veces, la longitud de la maleta de mano puede ser un poco mayor sin que esto sea un problema. Para estos casos, lo mejor es entrar en contacto con la compañía aérea con la que viajes, para que te informen si tu equipaje se ajusta a sus políticas de tamaño.

LEER  Cómo saber si mi maleta es de cabina si viajo en avión

En cualquier caso, es importante que consideres estas recomendaciones antes de viajar para evitar inconvenientes. Así, podrás disfrutar al máximo de tu experiencia sin preocuparte por tener que dejar tu equipaje en el mostrador de equipajes.

¿Qué pasa si mi maleta mide más de 55 cm?

Si tu maleta mide más de 55 cm, es probable que tengas que pagar una tarifa adicional en el aeropuerto. Esto se debe a que la mayoría de las aerolíneas tienen un límite de tamaño para las maletas de cabina, generalmente de 55 cm. Si tu maleta supera este límite, tendrás que facturarla como equipaje de bodega, lo que significa que tendrás que pagar una tarifa adicional. Además, si tu maleta es demasiado grande, las aerolíneas pueden rechazarla o requerir que la envíes por correo por separado. Por lo tanto, antes de preparar tu viaje, asegúrate de que tu maleta esté dentro de los límites de tamaño establecidos por la aerolínea.

¿Qué pasa si mi maleta supera las medidas?

Si tu maleta supera las medidas establecidas por la aerolínea para el equipaje de mano, puedes tener problemas con el control de seguridad. Esto significa que tendrás que pagar una tarifa adicional o, en el peor de los casos, dejar el equipaje en la consigna. Si el equipaje de mano supera los límites de tamaño permitidos en la cabina, la aerolínea puede exigir que lo pagues como equipaje facturado.

¿Qué tamaño de maleta puede ir arriba del avión?

La malaeta que se puede llevar arriba del avión debe tener un tamaño máximo de 55 cm de alto por 40 cm de ancho y 20 cm de profundidad. Estas medidas se calculan una vez que la maleta se ha cerrado. El peso máximo permitido para cada maleta es de 10 kg. Estas medidas y peso se aplican tanto a equipaje de mano como a equipaje de cabina.

LEER  Qué medidas de maletas para viajar en avión

Deberás comprobar estas medidas y peso al llegar al mostrador de facturación para que tu maleta se pueda transportar en el avión. Si supera estas medidas deberás facturarla como equipaje de bodega.

Si la maleta mide más de 55 cm, el viajero debe abonar un cargo por exceso de equipaje, ya que no está permitido transportar equipaje de mayor tamaño que el indicado por la aerolínea. Es importante tener en cuenta estos límites para evitar tener problemas en el aeropuerto.

Deja un comentario